Bajar la potencia contratada: ¿cuánto cuesta y qué ahorro supone?

Bajar la potencia contratada

¿Sabes cuál es la potencia contratada en tu vivienda o negocio? ¿Está ajustada a tus necesidades reales?

Si no lo tienes claro, te proponemos que revises en una factura de luz cuál es tu potencia contratada y que consultes con un electricista cuánto podrías llegar a reducirla, en función de tus hábitos de consumo eléctrico, los dispositivos eléctricos y electrónicos que puedas usar al mismo tiempo y la instalación lumínica de la vivienda o local.

La potencia eléctrica es regulada por el Interruptor de Control de Potencia (ICP). Los nuevos contadores digitales tienen el ICP integrado dentro de su mecanismo.

En la factura de la luz se paga por la potencia contratada, aunque no haya consumo de energía. Es una parte fija de la factura, por lo que conviene tenerla ajustada a lo que realmente necesitas. Cada Kilovatio de potencia que puedas reducir (por ejemplo, pasar de 4,6 kW a 3,6 kW) implica una bajada en el importe de tu factura mensual de alrededor de 4 €. Es decir, unos 48 € al año.

Recuerda que ya no es necesario ajustarse a unas potencias normalizadas. Ahora puedes bajar o subir la potencia de 0,1 kW en 0,1 kW.

Inconvenientes de bajar la potencia contratada

No es oro todo lo que reluce…Bajar la potencia contratada conlleva un coste para el cliente, que cobra la distribuidora de electricidad de la zona, a través de la factura que emitimos tras el cambio de potencia. Para las tarifas de electricidad 2.0 (son las que tienen más de un 90% de los hogares) supone pagar 10,94€ IVA incluido, en concepto de adaptaciones técnicas.

Además, sólo está permitido realizar un cambio de potencia al año, por lo que debes tener bien claro cuánto puedes bajar sin que te salte el limitador.

Reducir la potencia es una decisión que no debes tomar a la ligera. Si eliges una potencia inadecuada y utilizas más aparatos eléctricos de los que soporta tu instalación, sufrirás cortes de luz.

Por otro lado, debes tener en cuenta que aumentar la potencia contratada es más caro que bajarla. El importe total dependerá de cuántos kW decidas subir.

¿Tienes claro que te conviene bajar la potencia contratada?

Si has echado cuentas y crees que sí puedes ajustar tu potencia contratada, esto es lo que solicitamos a nuestros clientes para gestionar una bajada de potencia:

  • Que el cliente/a se identifique correctamente. Debes indicarnos tu DNI/NIE/NIF o bien el número CUPS, así como los 4 últimos dígitos de la cuenta bancaria en la que domiciliamos los recibos.
  • Indicar cuál es la nueva potencia contratada que necesitas.
  • Si quieres que te enviemos por e-mail o correo postal el documento a firmar, necesario para confirmar el cambio de potencia.
  • Enviarnos correctamente firmado el documento de cambio de potencia.

Esto siempre y cuando la bajada de potencia no implique variación en tu tarifa. En ese caso, se requiere también la firma de un nuevo contrato. Por ejemplo, si se bajase de 10,35 kW de potencia a 9,3 kW se estaría pasando de una tarifa 2.1 a una tarifa 2.0.

La bajada de potencia es un cambio que, por lo general, se hace efectivo al pasar entre 3 y 5 días hábiles. De todos modos, el periodo máximo es de 5 días hábiles para la aceptación y otros 15 días naturales para la activación.

Comparte:
CATEGORÍAS: ahorro luz
ETIQUETAS:
object(WP_Term)#23580 (10) { ["term_id"]=> int(39) ["name"]=> string(19) "potencia contratada" ["slug"]=> string(22) "potencia-contratada-es" ["term_group"]=> int(0) ["term_taxonomy_id"]=> int(39) ["taxonomy"]=> string(8) "post_tag" ["description"]=> string(0) "" ["parent"]=> int(0) ["count"]=> int(4) ["filter"]=> string(3) "raw" }
potencia contratada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *