10 consejos para ahorrar en calefacción en casa

Ahorrar en calefacción en casa

Ya estamos en pleno otoño y empezando a notar una bajada notable de las temperaturas. Llega el momento de encender la calefacción para mantener la vivienda a una temperatura agradable. Se avecinan las temidas facturas de energía de los meses de frío. Si no queremos que éstas se disparen, además de tener una tarifa ajustada como nuestra Vaquiña, debemos aplicar una serie de medidas para ahorrar en calefacción en casa.

Este año puede ser especialmente necesario si, con la situación que estamos viviendo, estás teletrabajando.

¿Cómo ahorrar en calefacción en casa sin pasar frío?

Sigue estos sencillos consejos para minimizar el consumo de calefacción y así ahorrar en tus próximas facturas. Además estarás reduciendo las emisiones de CO2.

1. Si tu calefacción es de gas, purga los radiadores

Ahora que vas a encender la calefacción después de meses de inactividad, es el momento de purgar los radiadores. Extraer el aire a los radiadores es necesario al menos una vez al año, ya que suelen acumular pequeñas burbujas de aire que dificultan el paso del calor e impiden que los radiadores se calienten adecuadamente.

2. Pon a punto la caldera

Esta época del año también es la idónea para realizar una revisión de la caldera. Su adecuado mantenimiento puede ahorrarte hasta un 15% anual, según la OCU.

Si la caldera es muy antigua, puedes valorar la posibilidad de sustituirla por una nueva. Los modelos actuales son mucho más eficientes y calientan más con menor consumo. Requiere una inversión inicial, que se recupera a medio plazo.

3. Ventila el tiempo justo y en el momento idóneo

Procura ventilar tu casa sólo el tiempo necesario para evitar grandes pérdidas de calor. Si es posible, hazlo en los momentos en que el sol incida directamente sobre la vivienda.

4. Aprovecha la luz natural todo lo que puedas

Si tienes la posibilidad, levanta las persianas en las horas de sol. Puede parecer una obviedad, pero no está de más recordarlo.

De este modo, la luz solar calentará los cristales y con ello la casa. Por la noche es mejor bajar las persianas para ayudar a mantener el calor en el interior del hogar.

5. Alfombras y cortinas, ¿sí o no?

Las alfombras y cortinas no son sólo un elemento decorativo. Ayudan a elevar la temperatura de la vivienda, especialmente si son de color oscuro porque absorben más la radiación solar.

6. Mantén una temperatura adecuada

Las subidas fuertes de temperatura en la calefacción provocan un gasto extra. Tener la calefacción muy alta para estar en manga corta por casa no es un buen hábito, ni para tu salud ni para tu bolsillo. Ten en cuenta que las necesidades de temperatura no son las mismas las 24 horas del día. En esta época del año, la temperatura ideal durante el día y mientras hay gente en casa es de unos 20-22º.

termostato para ahorrar en calefacción en casa

Con un termostato te resultará sencillo mantener la temperatura óptima. Si es programable, mucho mejor. Así podrás activar la calefacción cuando estés fuera de casa, un poco antes llegar a ella, para encontrarla a una temperatura adecuada.

Cada grado que subas la calefacción, supone un gasto adicional de unos 35 euros al año.

7. Apaga la calefacción en su debido momento

Salvo en casos de frío extremo, no es necesario que mantengas la calefacción por la noche. Esto te permitirá reducir el gasto de forma considerable.

Si sales mucho tiempo de casa, también conviene que apagues la calefacción. En cambio, si vas a salir de casa durante pocas horas puedes bajar la temperatura a unos 15 o 16 grados para que no haya un descenso brusco.

8. No cubras los radiadores

Colocar un mueble demasiado cerca o poner ropa húmeda encima para que se seque más rápido no es recomendable si quieres ahorrar en calefacción. El consumo será mayor y, por lo tanto, también la factura.

9. Revisa el aislamiento

Según los datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), entre el 25 y el 30% de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Para mayor ahorro es importante que la vivienda cuente con sistemas de aislamiento adecuados, que no dejen entrar el frío.

10. ¿En casa hay habitaciones en desuso?

Si la respuesta es sí, para no derrochar cierra la llave de los radiadores de las habitaciones que no utilices. Si no lo haces, aumentarás tu gasto de forma innecesaria.

 


Cuéntanos, ¿te han parecido útiles estos consejos? ¿Hay otras medidas que apliques para ahorrar en calefacción en casa?

Comparte:
CATEGORÍAS: ahorro energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *